Extracción Dental en Tijuana

Agendar Cita





    La extracción dental, también conocida como extracción de dientes, es un procedimiento dental que implica la eliminación de un diente de su cavidad en el hueso de la mandíbula.

    Si bien la extracción dental generalmente se considera como último recurso, comprender las razones detrás de este procedimiento dental es esencial. Consulta con un dentista o cirujano oral calificado para evaluar tu situación específica y determinar el curso de acción más apropiado para preservar tu salud bucal.

    ¿En qué consiste la extracción de muelas del juicio?

    Las muelas del juicio, muelas cordales o terceras molares son las piezas dentales permanentes que se encuentran en los cuatro extremos posteriores de la boca. La extracción de las muelas del juicio es un proceso quirúrgico ambulatorio realizado por un cirujano dentista o maxilofacial en el que se retiran las muelas que causan molestias o impactos en los dientes de los pacientes.

    Las muelas del juicio son los dientes permanentes que salen entre los 17 y 25 años de edad, aunque algunas personas no tienen muelas cordales. Anteriormente, estas muelas eran importantes por el desgaste extremo de los dientes por lo que no se retiraban para mantener la función masticatoria.

    Sin embargo, por cuestiones evolutivas, los huesos de la mandíbula se han hecho más pequeños, y los hábitos de limpieza han disminuido la importancia de las muelas cordales por lo que actualmente causan más problemas que beneficios.

    Motivos para una Extracción Dental:

    • Dientes con fracturas profundas.
    • Caries avanzadas.
    • Enfermedad periodontal (encías).
    • Infección.
    • Necesidad de crear espacio para otro tratamiento dental, como brackets
    • Complicaciones de las muelas del juicio.

    ¿Por qué se deben extraer?

    Las razones más frecuentes para extraer las muelas del juicio son:

    • Erupciones parciales que provoquen infecciones recurrentes al dificultar la higiene dental.
    • Espacio insuficiente al salir, provocando movimientos en las otras piezas dentales.
    • Muelas atrapadas dentro del maxilar, que empujan a los otros dientes.
    • Muelas en ángulos incorrectos contra la pieza próxima o la parte posterior de la boca.
    • Complicaciones con tratamientos de ortodoncia para la correcta alineación dental.
    • Prevención de futuros problemas dentales como quistes, periodontitis, daños a otros dientes o al hueso del maxilar.

    Complicaciones si no se extraen las muelas del juicio

    Las muelas cordales que no se extraen y que vienen en posiciones incorrectas dificultan la limpieza dental en la parte posterior de la boca, provocando caries recurrentes.

    Problemas de higiene asociados a las muelas del juicio, como sangrado, inflamación de las encías, enfermedad periodontal, infecciones que afecten a otros dientes.

    Cuando no tienen espacio para salir, las muelas cordales quedan atrapadas en el hueso maxilar y debilitan a la pieza de junto además de provocar la pérdida de hueso.

    Preguntas Frecuentes

    ¿Cuáles son los tipos de extracciones dentales?

    Existen dos tipos de extracciones dentales. El dentista determinará cuál de ellas es mejor para ti, dependiendo del estado, forma, ubicación, tamaño y posición del diente.

    • Extracción Simple. Realizada en dientes que son fácilmente visibles y accesibles en la boca. Ya que es un procedimiento sencillo, basta la utilización de una palanca especial – llamada elevador – y unas pinzas para realizar la extracción. El nivel de incomodidad generalmente es bajo y la recuperación es rápida.
    • Extracción Quirúrgica. Realizada en dientes que no son fácilmente accesibles en la boca o cuyas condiciones son complicadas: el diente está fracturado por debajo del borde de las encías, está gravemente erosionado, es necesario retirar pequeños fragmentos dentales o cuando un diente no ha brotado del borde de las encías. Este procedimiento requiere una incisión en el tejido conectivo para tener acceso al diente que se va a extraer.

    ¿Cómo prepararse?

    Tu dentista te informará sobre el procedimiento que realizará en tu caso particular. En general, se recomienda:

    Informar sobre el consumo de medicamentos, vitaminas o suplementos que puedan formar coágulos.

    Evitar el consumo de alcohol y tabaco al menos un día antes de la extracción.

    Asegurarse de ir con un acompañante para el regreso a casa.

    ¿Cómo se hace?

    • Al llegar a tu cita, el cirujano dentista preparará sus instrumentos y limpiará tu boca para prepararla.
    • El cirujano podría elegir entre anestesia local, sedación intravenosa o anestesia general dependiendo de las condiciones. En cualquier caso, no sentirás dolor durante el procedimiento.
    • El especialista hará una incisión en la encía para dejar expuesto el hueso que bloquea el acceso a la raíz de la muela.
    • En algunos casos, los cirujanos optan por dividir la muela en secciones para extraerla por partes.
    • Se limpia el lugar de la muela extraída para retirar los residuos.
    • En algunos casos se cose la herida para facilitar su cicatrización, aunque no siempre se realiza la sutura.
    • Se coloca una gasa en la zona de la extracción para controlar el sangrado y ayudar a que se forme un coágulo.
    • Se da un periodo de recuperación para que pase el efecto de la anestesia y se envía al paciente a casa con recomendaciones de cuidado postoperatorio.

    ¿Cuáles son los cuidados después de una extracción dental?

    Luego de una extracción dental, el paciente deberá tomar las siguientes medidas:

    • Mantener la gaza en su lugar después del procedimiento. Esto ayudará a controlar el sangrado y prevenir la formación de coágulos.
    • Descansar y evitar hacer ejercicio.
    • Evitar la utilización de popotes, succionar o escupir.
    • Evitar el consumo de alimentos y bebidas demasiado calientes, duras, carbonatadas, enchilosas o grasosas.
    • Evitar fumar y beber.

    Pasadas 24 horas luego del procedimiento, realizar enjuagues con una solución de agua tibia con sal.

    Si bien el paciente puede acudir a trabajar al día siguiente, se recomienda no hacer actividades extenuantes que provoquen que el coágulo se desprenda.

    El cirujano prescribirá medicamentos para controlar el dolor, reducir la inflamación y prevenir posibles infecciones en la zona.

    Se puede aplicar compresas de hielo en la cara para reducir la inflamación y los moretones.

    Se debe usar un cepillo dental de cerdas suaves, sin enjuague bucal. Además, es importante no escupir ni hacer gárgaras. De preferencia, el paciente debe enjuagar suavemente su boca con agua tibia cada dos horas y después de cada comida al menos por una semana.

    Evitar el consumo de tabaco al menos por una semana para no retrasar la cicatrización. Además, el cigarrillo aumenta el riesgo de complicaciones.

    ¿La extracción dental es dolorosa?

    La sensación de incomodidad es común y depende del grado de complejidad de la extracción dental que vaya a realizarse.

     

    Ambos tipos de extracciones dentales requieren anestesia, por lo cual sentirás un ligero pinchazo al momento de que el dentista aplique la inyección para adormecer la zona alrededor del diente sobre el cual realizará el procedimiento; también es común sentir la presión de un lado a otro que ejercerá el dentista para aflojar el diente.