Endodoncia en Tijuana

root canal in Mexico

Agendar Cita


    La endodoncia (también conocida como terapia de conducto radicular) es un tratamiento de especialidad que consiste en la extracción total de una pulpa dental infectada, es decir: del nervio, los vasos sanguíneos y el tejido conectivo de un diente para tratar de salvarlo de una extracción.

    Este tipo de tratamiento se lleva a cabo para prevenir o curar una periodontitis apical (inflamación o infección de la pulpa dental, comúnmente conocida como “el nervio” o el interior de un diente). Este daño a la raíz puede ser causado por una caries profunda, una grieta o una astilla en el diente.

    Beneficios de una Endodoncia

    Este tratamiento dental tiene muchas ventajas. Las principales son:

    • Se evita una extracción dental. Con una endodoncia se puede salvar un diente antes de que la infección lo deteriore por completo, de manera que no tendrás que preocuparte por huecos o dientes faltantes.
    • Se detiene la propagación de la infección. Ayuda a que la enfermedad no contagie a los dientes adyacentes que están sanos.
    • Restablece al diente. Una endodoncia repone las zonas del diente que se habían deteriorado, ayudando así a restablecer su funcionalidad.

    Alivia el dolor. Al tratar la inflamación del nervio de un diente, calma también las molestias que generalmente provoca una periodontitis.

    Preguntas Frecuentes

    ¿Cuál es el procedimiento de una endodoncia?

    El tratamiento dura de 1 a 2 horas e implica, de forma general, los siguientes pasos:

    1. La extracción de la pulpa dental inflamada o infectada.
    2. La limpieza del interior del diente.
    3. El relleno y sellado del diente con un material sintético.
    4. Finalmente, se cierra o rellenan los conductos con materiales endodónticos

    ¿Qué síntomas indican que una endodoncia es necesaria?

    Comúnmente, las señales incluyen:

    1. Dolor intenso al masticar o aplicar presión.
    2. Alta sensibilidad a temperaturas calientes o frías.
    3. Oscurecimiento del diente.
    4. Encías inflamadas y rojas.
    5. Percepción de un mal sabor persistente en la boca.
    6. Granos de pus alrededor de la encía (fístulas).

    ¿La endodoncia es dolorosa?

    Durante el tratamiento de los conductos radiculares, el paciente permanece bajo anestesia local, por lo que no sentirá ningún tipo de dolor mientras esté siendo atendido. Sin embargo, una vez concluido el tratamiento (y en la medida que el efecto de la anestesia vaya pasando), es normal experimentar molestias como dolor al masticar o tener sensibilidad al ingerir bebidas muy frías o calientes. Esto es temporal.

    ¿Existe alguna alternativa a la endodoncia?

    Cuando hay una raíz dental infectada o inflamada, la terapia de conducto radicular es la mejor opción, ya que de esta manera los pacientes pueden preservar sus dientes naturales.

    Una alternativa a este tratamiento es la extracción dental, sin embargo, además de perder tu diente, podrías terminar gastando más de lo que tenías contemplado originalmente, pues una extracción generalmente es seguida por un implante para reemplazar el diente faltante.